Baño, WC, retrete, urinario…

Cuantas veces hemos querido ir al baño cuando justo estás
en el transporte público, quién se atreve a entrar en esos
receptáculos que huelen a demonios, quizá los hombres lo tienen más
fácil… Pero y nosotras? Pon un dedo aquí intentando hacer
equilibrios a la vez que no quieres ni casi tocar la puerta para
que no se abra, claro el pestillo nunca va, sujeta con la otra mano
la bolsa del Tupper, el bolso, el abrigo, bajándote a la vez los
panties! Cuidadoooo que se acercan curvas, culazo que te pegas
contra esa tapa que está totalmente húmeda, coge papel! Mierda no
hay, pues a sacar clinex del bolso que tienes sujeto en la boca e
intenta abrir la cremallera… Claro los bolsos de imán ya no se
llevan porque desimantan las tarjetas. Total, que decides limpiar
tu piel, no hay agua en el grifo o hay restos de pipí en la pica!
Menudo desastre! Decides salir y justo te saltas la parada!
Aprietas como puedes, intentas relajarte sin llegar a flojear el
esfínter, no vaya a ser que la caguemos! Total que piensas en
realizar kegel a ver si funciona. Tras el sufrimiento bajas
pensando que en la parada habrá un baño, y.. Atención, cerrado!
Entras en el pueblo pensando en un bar, y te encuentras el cartel
de lunes cerrado por descanso semanal. Cago en tó!! Finalmente
encuentras una tienda y con la excusa de que te ha venido la regla,
te dejan pasar… Bufffff ahhhhhhhhhhh así asiiiii! Moraleja: Si
vas en transporte público, no bebas cerveza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Situaciones básicas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s